¿Sin dinero? Busca opciones y sigue estudiando

cerdito

Comenzar una carrera universitaria supone una inversión económica y no siempre se dispone del efectivo. Sin embargo, la mayoría de instituciones financieras del país ofrecen opciones para apoyarte. Consulta la que más te convenga.
Por Tania Urías

Si decides a hacer un préstamo para seguir estudiando, tienes que conocer primero cuáles son los requisitos, los plazos y los montos de los créditos, para que selecciones el que más te parezca. La mayoría de bancos ofrecen líneas de crédito especializadas, diseñadas para quienes deseen superarse profesionalmente.
Entre las ventajas de estos créditos están las siguientes: Que las tasas de interés va del 7 al 9 %, la mayoría financia el 100 % del costo de la carrera, incluidos gastos como la graduación o boleto de avión (si los estudios son en el extranjero), hospedaje, en caso de que el joven necesite mudarse de su lugar de residencia, por ejemplo.
Los plazos van desde los 10 a más años, lo que te permite pagar una parte tu mismo, después de graduarte, cuando ya consigas un empleo formal. Otro de los beneficios es el periodo de gracia que dan la mayoría de bancos para el tiempo de estudio, algunos brindan hasta un año adicional para comenzar a pagar la cuota completa. Durante ese lapso solo se pagan intereses mensuales, seguro de deuda o comisión por manejo, esto es común en la mayoría de instituciones financieras.
Como saben que eres un estudiante, no te piden experiencia crediticia. Lo más importante es que conozcas las opciones que hay en el mercado y te quedes con la que más de adapte a tu presupuesto o el de tus padres. Infórmate bien y no permitas que la falta de dinero detenga tus anhelos de superación.

PRINCIPALES REQUISITOS

-En la mayoría de casos debes presentar un fiador que cumpla con el perfil previamente establecido por la institución financiera.
-En ciertas instituciones financieras, el estudiante asalariado puede aplicar sin fiador, siempre que cumplas con el perfil requerido, cada banco tiene sus propias reglas.
-Documento Único de Identidad (DUI) y Número de Identificación Tributaria (NIT), si no lo tienes, debes solicitarlo cuanto antes.
-Solicitud completa y con las firmas del solicitante y del fiador (si aplica). -Puedes seleccionar el periodo de gracia que desees, con base a la duración del plan de estudios y del crédito (monto y plazo otorgado).
-Declaración Jurada completamente llena y firmada por el cliente y el ejecutivo (esto lo piden algunos bancos).
-Carta de aceptación firmada y sellada por parte del centro de estudios. Debe contener fecha de inicio y fin del plan de estudios y el detalle de costos de la carrera (matrícula, pago de colegiaturas, material didáctico), averigua si el banco donde estás pidiendo el crédito te pide estos requisitos.
-En algunos bancos te piden el pénsum de la carrera.
-Cronograma de desembolsos especificando fechas y cantidades y si este dinero se remitirá a la institución educativa o a tu cuenta de ahorros (matrícula, pago de cuotas, material didáctico, gastos de manutención adicional, boleto de avión (si aplica), hospedaje (si aplica), entre otros).

Espera por favor...

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Te compartiremos información sobre las mejores universidades a las que puedes aplicar, consejos de vestuario e imagen personal, consejos para aumentar tu I.Q., propuestas de trips para después de clases y muchos temas más.